martes, 2 de junio de 2009

SOBRENADA














el sobretodo es mi mejor amigo
bebemos vino de consagrar en los viñedos
y nos emborrachamos,
compartimos el amor con las mujeres.
mi sobretodo es sensual y seductor.
en la cárcel era un colchón
en los prostíbulos era un refugio
con las manos hundidas en los bolsillos
que me salvaba del naufragio de los besos baratos.
en el invierno me defendía de la lluvia
y en el verano era una sombra luminosa.
mi sobretodo era una incitación voluptuosa a la pereza,
al calor, al heroísmo, al amor, al invierno.
en los momentos de peligro me hacía pasar por detective
y me daba un aire respetable de gran señor del hampa.
mi cuerpo se pierde en él cuando me persiguen,
en mi buena época del parlamento él hablaba por mí:
silencioso
tímido
elocuente.
ha sido una bella disculpa
para eludir serias responsabilidades históricas.
mi sobretodo es a veces el lecho del amor
en los sitios despoblados de la ciudad
tiene un oculto sabor de pecado prohibido.
mi sobretodo es un gran honor.
tiene más historia que una alfombra mágica.
yo lo consagro como el receptáculo privilegiado
donde algunas mujeres tendieron su columna vertebral
completamente desnudas
de cara al sol o a la noche.
mi sobretodo es testigo de la ternura y el terror.
fue acariciado por manos sofocadas de mujer
y desgarrado por puñales de odio.
mi sobretodo tiene quemaduras de tabaco
y huellas de disparos asesinos
y marcas sospechosas de labios rojos.
yo lo empeño por 8 pesos en los momentos de apuro,
mi sobretodo está saturado de sudor animal
tiene residuos de manchas de sangre y aceite…
sonidos vegetales.
cuando no llueve y hace calor me lo quito
me hundo en la noche oscura y mojada
o me hundo en el día lleno de sol, seco.
mi sobretodo es humano y feo
y todos los domingos guarda en sus bolsillos


Gonzalo Arango



Gonzalo Arango. Poeta colombiano, nació en Andes (Antioquia) el 18 de enero de 1931. Terminó bachillerato en el Liceo Antioqueño donde comenzó a leer literatura existencialista. Estudió tres años de Derecho en la Universidad de Antioquia. Se recluyó en el campo con el propósito de hacerse escritor, salió del encierro en 1953 y en 1955 escribió sus primeros artículos como comentarista literario para EL COLOMBIANO de Medellín. En 1957 se trasladó a Cali donde ideó el Nadaísmo, cuyo Manifiesto fue lanzado en 1958, movimiento en el que militó hasta 1967. Poeta y excelente cronista, colaboró para la Nueva Prensa entre 1963 y 1964, luego para Cromos entre 1966 y 1967 y para El TIEMPO entre 1968 y 1969. Sus últimos años los compartió con la cantante inglesa Angelita, empeñado en establecer una comuna de artistas y poetas en Providencia. Obras: "Nada bajo el cielorraso y 'HKLLL' (teatro), "Sexo y saxofón" (cuentos), "Los ratones van al infierno", "La consagración de la nada" (teatro), "Prosas para leer en la silla eléctrica". Se editó, en Buenos Aires en 1985, una recopilación de su obra, "Obra negra".Murió en Tocancipá (Cundinamarca) el 25 de septiembre de 1976, de un absurdo accidente automovistico.

Leer el primer manifiesto NADAÍSTA (1958), aquí.



No hay comentarios: