miércoles, 17 de junio de 2009

DESDE ESTA EDAD SE VE TODO



Desde esta edad se ve todo:

se ve la orilla impetuosa,
se ve el fulgor de las colinas,
se ve el patio donde todo sucede,
se ven las puertas que nadie abre,
se ven los desiertos que ninguno celebra,
se ve el mar y se ve la espuma del mar,
se ve el río que viene desde la infancia,
se ven las nubes corriendo ligeras más allá,
se ve la luna y el resplandor de la caverna
-la cumbre como un pensamiento inacabado-,
se ve el centro del mundo sin cambiar de lugar,
se ve arriba y abajo, a derecha e izquierda, con los ojos fijos,
y se ven nítidos, hechos de espanto y libertad,
nuestros pies desnudos en el aire,
lejos aún de las colinas, del caritativo viento y del mar.




Rafael Felipe Oteriño (Argentina, La Plata, 1945)



No hay comentarios: