martes, 9 de junio de 2009

No sabe que está muerta,

sin mirada donde ir a parar;
atravesada por
la arruga mayor
con que se ha desvestido su cara.

La muerte es doble:
en una parte huele
y en la otra crece.

La muerta se sofoca
se apabulla
como un ladrón de frutas,
se desagua.

Y el cuerpo que no puede quedarse.

La muerta ahora nace
atraviesa el huevo
que ha madurado en tierra,

lo primero que ve
son fondos de casas,
objetos vistos desde atrás.



María Julia Magistratti (Argentina, Azul, Bs.As.,1976)



(Sugerida por Marisa Negri)


No hay comentarios: