viernes, 6 de marzo de 2009

TRANQUILO Y APACIBLE ES EL FONDO DEL MAR



A miles de metros de profundidad

los cambios no se producen de día en día,
advierte el Dr. Ballard,
el certero descubridor del Titanic.
Aquí en el fondo del mar
las mutaciones se aprecian
sólo de naufragio en naufragio,
de siglo en siglo. Recapitulemos.
Cuando el gran barco de mis sueños
se lanzó en picada hacia lo más hondo de las aguas,
empezó por partirse en dos.
No más
de seis minutos habrá tomado la proa
en llegar al fondo y clavarse en el barro.
La popa giró con cierta gracia en 180 grados
antes de reunirse con el resto
de su cuerpo roto.
Después empezaron a bajar los cuerpos, los pañuelos,
las maletas, la vajilla.
Iban cayendo lentamente
pero en pocas horas estaba todo bien asentado
en una superficie formada por suaves dunas,
como un cielo cubierto por nubes
que apenas agita el viento.



Hernán Miranda



Hernán Miranda Casanova nació en Quillota en 1941. Es poeta, periodista y magíster en Filosofía Política. Poemas suyos han figurado en numerosas antologías y muestras colectivas a partir de 1963. Entre 1970 y 1973 trabajó en el Palacio de La Moneda como periodista de la Oficina de Informaciones de la Presidencia. Ha sido comentarista de libros en los diarios “La Opinión” de Buenos Aires y “La Época” de Santiago. Durante una década (1981-1991) fue redactor de suplementos de “La Tercera”. Entre otras distinciones, en 1969 recibió: Mención Honrosa en los Juegos Gabriela Mistral, Primer Premio en un concurso de la FECH, y Primer Premio en otro de la Juventud Comunista (con jurado integrado por Pablo Neruda, Juvencio Valle y Jorge Teillier); en 1976 recibió el Premio Casa de las Américas (La Habana, 1976); Segundo Premio en el Concurso de “El Mercurio” convocado en 1988, y el Premio Municipal de Santiago en 1991. En 1972 fue integrante becado del Taller de Escritores de la Universidad Católica, y ha obtenido en dos oportunidades (1998 y 2003) la beca de creación del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, entidad de la que fue consejero en 2006-2007. Ha sido también director de la SECH. Obras publicadas: “Arte de vaticinar” (1970), “La Moneda y otros poemas” (1976), “Versos para quien conmigo va” (1986),. “Trabajos en la vía” (1987), “De este anodino tiempo diurno” (1990), “Sonetos” (1992), “Décimas de nuestra tierra” (1993), “Anna Pink y otros poemas” (2000), “Bar abierto” (2005) , “Rumbo a Corfú” (2007).



No hay comentarios: