jueves, 16 de julio de 2009

el hombre está suspendido















I

el hombre está suspendido
de una estrella cualquiera
sus zapatos caen
en el lugar imprevisto

y se acuesta o pega el salto
o se deja devorar
o come

el hombre se resbaló
de una mujer cualquiera
y bate sus alas
pero sin convicción

y no vuela
mira lo que lo rodea
pero sin convicción
y no ve



II

lo inesperado es
lo que te permite seguir girando

son terribles esas larvas de la seguridad
que lo apolillan todo

las inexactas mordidas de la
casualidad
te permiten respirar el aire puro

siempre longitudinal
a la paralela
de la transversal

por el ojo izquierdo
por el ojo izquierdo
por el ojo izquierdo

el ojo tránsfuga
traspasa las fronteras y llega a lo
inesperado

que es lo que te permite
seguir girando



III

un poema por día
un pan cualquiera devorar
ojos
ojos
grandes ojos de asno
me sonreirán inteligentemente
y me harán ruborizar

enseguida partir
urgentemente urgida -

olvidar las maletas
perder el tren

llegar

preguntar
preguntar
preguntar

un poema por día
y un pan cualquiera devorar


(Sao Paulo - febrero - 1954)

Julia Ferrer


Julia Ferrer. Seudónimo de Julia María Del Solar Bardelli. Poeta peruana. Nació el 25 de febrero de 1925 en Lima. Estudió en el colegio Sagrados Corazones de Belén. Dominó los idiomas inglés, francés y parcialmente el alemán, el portugués y el quechua. Radicó durante la década del 50 en Sao Paulo, Madrid, París, Ciudad de México y Guatemala. A su regreso siguió cursos de teatro en el Instituto Nacional Superior de Arte Dramático (actual ENSAD). Actuó en varias obras de teatro y formó parte de varios elencos de radioteatro. También llevó cursos en la Escuela de Bellas Artes de Lima. Trabajó como profesora en colegios estatales, para más tarde ser contratada por la Pontificia Universidad Católica del Perú para enseñar teatro. En sus últimos años fue traductora y bibliotecaria un breve lapso en la Biblioteca Nacional del Perú. Tuvo dos hijas y un hijo: Laura, Julia y Marco. Falleció el 16 de febrero de 1995, en compañía de su último compañero, el pintor peruano Carlos Ostolaza. En vida publicó dos libros de poemas: Imágenes Porque Sí (1958) y La Olvidada Lección de Cosas Olvidadas (1966), así como algunos poemas en revistas literarias entre 1981 y 1995. A raiz de la publicación de la antología Gesto (2004), su obra poética está siendo revalorada por la crítica literaria y por las jóvenes generaciones de poetas de su país.


1 comentario:

Carol dijo...

Muy buena! no la conocía. Y qué rítmica, cosa que no es fácil de encontrar, algo que sobresale sobre todo en el último poema.
saludos, Marcelo.