viernes, 3 de julio de 2009

RÍMAK



Aguas arriba, el río

remonta cielos
cerrados, minas
de sangre hermana.
No dice nada.

Agua abajo, el cielo
cruza infernillos
abiertos, cañas
amargas.
No dice nada.

Agua corriente
y dulce, agüita
mansa, líbranos
para siempre
del río que habla,
del río que habla sin decir nada
de lo que pasa...


Alejandro Romualdo (Perú, Trujillo, 1926- Lima, 2008)



1 comentario:

amor y libertad dijo...

que el agua nos lleve y nos traiga