miércoles, 15 de julio de 2009

NOTAS SOBRE EL ANTIGUO TEMA DE DEJAR LA CIUDAD



Columnas de humo sobre los cerros

salpican la curva del horizonte.
Lo que queda no son restos
de aquello que crecía
sino color sin vínculo:
las extensas superficies negras,
sus irregulares fisuras claras.
La tierra lentamente que arde.


Miguel Casado (España; Valladolid, 1954)



No hay comentarios: