lunes, 6 de julio de 2009

HABRÍA QUE GIRAR ALREDEDOR

a Olga y Leticia Cossetini
de ti, como lo hace esta mosca,
para captarte en toda tu extensión
redonda (tierra al fin),
verdirroja,


brillante, suavemente
perfumada.
Habría que clavarte los dientes
después, para saberte


crujiente,
pulpa agridulce que da ganas
de tragar.
Y habría que alejarse y regresar


de pronto, distraído
de todo,
para sentirte, oculta,
reposar en tu forma.


Rotunda, irrefutable,
inequívocamente modelada
por la luz sobre el plato
escuetamente blanco,


qué opulencia despliegas simplemente
por ser así:
manzana,
y no la nada.


Hugo Padeletti (Argentina, Santa Fe, 1928)


No hay comentarios: