miércoles, 1 de julio de 2009

Los primeros gladiolos...



Los primeros gladiolos se mecen en el viento,
al correr de la tarde, ya encumbrada la estación,
firmes en sus tallos de un verde tierno,
confiados a la humedad que sube de la tierra;
se mecen con una libertad que desconozco,
fuera del turbio accidente de la historia,
no tocados por la ignorancia de las pasiones;
se mecen mansamente, distraídos,
como mudos testimonios de una naturaleza sin fisuras,
de una honda verdad que no discuten.

(De: La experiencia concreta, 1990)


César Cantoni
(Argentina, La Plata, Bs.As., 1951)

No hay comentarios: